• MENÚ
  • COMPRA    0

Arte y arquitectura en el Toledo del damasquino

Arte y arquitectura en el Toledo del damasquino

Toledo es conocido mundialmente por ser la "Ciudad de las Tres Culturas", en la que convivieron de forma pacífica judíos, musulmanes y cristianos bajo el reinado de Alfonso X el Sabio. Incluso hoy en día es sencillo dividir la ciudad en las zonas que una vez acogieron a las tres confesiones más importantes de nuestra historia.

La tradición judía ha dejado su huella en numerosos lugares de la ciudad, concentrados en su mayoría en el barrio de la judería, donde se encuentra la Sinagoga de Santa María la Blanca y la Sinagoga del Tránsito, convertida esta última en Museo Sefardí. Los ejemplos decorativos hebreos son numerosos en estos dos edificos, siendo de espectacular belleza los arcos herradura de la Blanca, así como la pared adornada de la nave principal del tránsito. Estos dos edificios constituyen la mayor concentración de arte hebreo de la ciudad.

De la zona árabe cabe destacar la Mezquita del Cristo de la Luz, aunque hay muchos ejemplos de enrejados arabescos y otros motivos artísticos repartidos por edificios e iglesias de estilo mozárabe. Estos patrones geométricos presentes también en ciudades como Córdoba, Sevilla o Granada, constituyen una gran fuente de inspiración para los artistas damasquinadores toledanos, que utilizan el arte árabe para otorgar esencia a sus joyas y accesorios como en nuestra colección Sobeyha.

De la parte cristiana destacamos la Catedral de Santa María o el Monasterio de San Juan de los Reyes, obras góticas con espectaculares claustros. No podemos dejar de mencionar a un artista como El Greco, el pintor renacentista más importante de España que produjó la mayor parte de su obra en la capital castellano-manchega. El Renacimiento también tuvo a Garcilaso de la Vega como escritor primordial en la ciudad, con obras que forman parte de la historial de la literatura española. Este periodo artístico también sirve como inspiración a los damasquinadores, estampando motivos florales y animales tal y como se decoraba en el Renacimiento. Nuestra colección Jara es un ejemplo de ello.

Aparte de arquitectura, pintura y escritura, es indispensable mencionar el arte del damasquinado. Una tradición centenaria en la que acero y oro se funden en una obra de arte única como no se hace en ningún otro lugar del mundo. Descubre todas nuestras joyas y lleva siempre contigo una parte del Toledo más artístico.

Más posts