• MENÚ
  • COMPRA    0

La tradición del damasquino a lo largo de la historia

La tradición del damasquino a lo largo de la historia

A pesar de que Toledo es la capital mundial del damasquinado y es prácticamente el único sitio donde a día de hoy se produce este arte de manera tan masiva, los orígenes de estas joyas los encontramos muy lejos de aquí. Se tiene constancia de que ya en las principales culturas clásicas como el Antiguo Egipto, Grecia, Roma, China y Japón se utilizaba una técnica similar a la realizada hoy en día para realizar diferentes objetos. Existen en Japón ejemplo de katanas decoradas con este sistema de acero y oro y hay una terminología específica para nombrar los patrones que se utilizan. Además han desarrollado una técnica de esmaltado de las piezas como una rama aparte del damasquino.

En el caso de nuestro país, tenemos piezas damasquinadas de la época prerromana en los yacimientos de Pintia, Padilla de Duero, Almedinilla y Córdoba. Es en una época más reciente cuando se retoma este arte en Éibar y en Toledo, siendo esta última la ciudad que le daría fama mundial.

Es en la capital castellano-manchega donde se ha desarrollado una importante industria alrededor de esta artesanía conocida como el Oro de Toledo. En muchas tiendas del Casco Antiguo puede incluso disfrutarse la visualización del trabajo artesanal, damasquinado a mano con la tradición de antaño. Los maestros damasquinadores incrustan los materiales preciosos como el oro o la plata en un hierro o acero a golpe de martillo siguiendo el diseño que se haya dibujado previamente en la pieza.

Durante años se han mantenido los diseños tradicionales, con motivos geométricos árabes así como otros florales renacentistas, pero actualmente se están añadiendo numerosas novedades en los productos como colores, materiales o cristales.

Toledo es además un gran centro distribuidor de este producto que se comercializa en todas partes del mundo como souvenir o joya de lujo.

En nuestra tienda online podrás comprar numerosos artículos seleccionados para que lleves contigo una tradición de siglos con materiales de primera calidad como el oro de 24 y 18 kilates o la plata.

 

 

Más posts