• MENÚ
  • COMPRA    0

¿Quiénes somos?

 

Cada pieza de Toledo Gold es un tesoro en sí misma, fruto de la recuperación del arte ancestral del damasquinado y su incorporación a una serie de joyas que le darán el broche de oro a tu día a día.

Desde hace siglos se ha desarrollado en Toledo el preciado arte del damasquinado, una técnica que consiste en incrustar oro y plata sobre acero para crear obras de arte en forma de joyas, platos, cuadros y otros diversos objetos de colección.

Basándonos en la tradición del damasquinado toledano hemos creado una marca que reúne la tradición, la innovación y el estilo propio que nuestros clientes requieren. Obtenemos nuestro producto de los mejores fabricantes originales, garantizando que la calidad sea inmejorable y trabajando con los mejores aceros, oro fino de 24K y plata de ley.

Nuestros diseños combinan la conservación de este arte clásico con las tendencias actuales para crear accesorios únicos y exclusivos que no pasan de moda por su forma y calidad. Descubre nuestros productos atemporales y forma parte de la tradición que nos une a nuestras raíces.

LA TÉCNICA DEL DAMASQUINO

Algo más de nuestra historia…

En Toledo se ha desarrollado una muy importante industria de esta artesanía más conocida como Oro de Toledo. Sirve como seña identificativa de la ciudad. En esta galería de imágenes podremos entender el proceso de este bello arte.

La técnica de ornamentación de metales conocida como damasquinado es de gran antigüedad, siendo la decoración preferida para armas y armaduras desde tiempo inmemorial. Consiste básicamente en la incrustación de un metal precioso como el oro de 24 quilates o la plata fina de .925 milésimas en otro metal corriente como acero, cobre, hierro, bronce, etc. Esta combinación de metales tan diferentes proporciona un resultado de gran belleza plástica de auténtica marquetería en metal.

Existen numerosos ejemplos en museos como el metropolitano de New York, el Museo del Ejército y el de la Real Armería del Palacio Real de Madrid… en los que podemos encontrar espadas, armaduras, armas de fuego, sillas de montar y un largo etcétera de elementos damasquinados.

Siendo una forma de artesanía de inspiración oriental y tras la presencia árabe en España durante siete siglos, es lógico que esta técnica calase hondo entre los artesanos españoles, que la aprendieron y mantuvieron hasta nuestros días, principalmente en la ciudad de Toledo, sin duda, debido a su milenaria tradición de espadería, fabricación de armaduras y trabajos sobre metal.